lunes, 27 de julio de 2009

viernes, 24 de julio de 2009

domingo, 19 de julio de 2009

sábado, 18 de julio de 2009

sábado, 11 de julio de 2009

viernes, 10 de julio de 2009

domingo, 5 de julio de 2009

EL COLOSO VUELVE


la capacidad de pensar

"La capacidad de pensar"
Por Eduardo Sanguinetti Filósofo (Ph.d., Cambridge, England)
La indiferencia es feroz. Constituye el partido más activo, sin duda el más poderoso de todos. Permite todas las desviaciones más funestas y sórdidas, como la devenida en la instalación nuevamente de la derecha (puede denominarse neoliberalismo) en las elecciones legislativas del 28 de junio, con las derivaciones funestas que derivan como signo y síntoma de un sistema perverso y caduco que ya supo a lo largo de décadas infames pulverizar cualquier proceso de autonomía y progreso en la República Argentina.
Para un sistema, la indiferencia general es una victoria mayor que la adhesión parcial. En verdad, es la indiferencia la que permite la adhesión masiva a ciertos regímenes, las consecuencias son por todos conocidas. Pero ¿qué sucedió para que Argentina se debata nuevamente en esta instancia que tanto le ha cobrado en tiempo y vida de un pueblo?
La indiferencia casi siempre es mayoritaria y desenfrenada. Esta indiferencia, este desentendimiento, esta falta de observación, fueron obtenidos sin duda mediante estrategias sigilosas, obstinadas, que introdujeron lentamente sus caballos de Troya y supieron sustentarse tan bien sobre aquello que propagaban -la falta de vigilancia-, que fueron y siguen siendo imperceptibles, y por ello tanto más eficaces.
Son tan eficaces que los paisajes políticos y económicos pudieron transformarse a la vista (pero no a la conciencia) de todos sin llamar la atención ni, menos aún, despertar inquietud. El nuevo esquema planetario, al pasar inadvertido, pudo invadir y dominar nuestras vidas sin que nadie lo tuviera en cuenta, salvo las potencias económicas que lo instauraron, hoy ya como un Estado de las cosas dentro del marco de la Ley, ya que fue a través del sufragio que se llegó a tal situación. El desapego y la desidia se han impuesto a tal punto que si hoy nos proponemos como hecho excepcional frenar tal o cual proceso político o social, tal o cual acto de piratería "políticamente correcto", descubrimos que los proyectos que pretendemos combatir ya fueron larga y minuciosamente preparados en las alturas mientras dormíamos, y que están sólidamente inscritos conforme a los principios en vigencia. Por consiguiente, parecen arreglados, ineluctables, incluso ya instaurados en los hechos.
Cuando intervenimos (o creemos intervenir), todo está instalado desde hace tiempo. Se ha evacuado de antemano el sentido mismo de la protesta. Más que encontrarnos ante un hecho consumado, estamos encerrados en él.
Por nuestra pasividad quedamos atrapados en las mallas de una red política que cubre el paisaje planetario en su conjunto. No se trata de determinar el valor positivo o nefasto de la política que condujo a semejante sistema pudo imponerse como dogma sin provocar reacciones y suscitando apenas algunos comentarios escasos y tardíos en el periodismo convertido en empresa mediática al servicio de capitales, con esclavos que lanzan la "noticia", la intelegentzia al servicio del poder manipulada por la seudooposición simulada y menor, tapando la que en verdad debe ser escuchado por el público que asiste con ingenuidad a un estado de esclavitud perversa y pervertida, que aniquila al individuo en pleno uso de su individualidad y autonomía en posibilidad de pensar.
El único recurso que todavía tenemos es "pensar". Por cierto que no se puede aprender a pensar, que es la cosa mejor repartida, más espontánea y orgánica del mundo. Sin embargo, uno se ve desviado del pensamiento como de ninguna otra cosa. Se puede desaprender a pensar. Todo conspira en ese sentido. Dedicarse a pensar cuando todo se opone a ello requiere audacia y coraje.
Embarcarse en ello obliga a ciertos esfuerzos, como olvidarse los epítetos de austero, arduo, inerte, elitista, paralizante e infinitamente aburrido, palabras con que hoy se clasifica al pensamiento. por los burócratas de las Corporaciones Económico-Mediáticas y de las Corporaciones Económicas de Producción fuente de pobreza y humillación para los trabajadores que reciben las dádivas de sus patrones siempre dispuestos a la explotación de los mismos. Asimismo, hay que marcar direcciones y separar lo intelectual de lo visceral, el pensamiento de la emoción, si lo logramos, alcanzamos algo parecido a la salvación. Y puede permitirle a cada uno convertirse, para bien o para mal, en habitante de pleno derecho, autónomo, cualquiera que sea su situación. No es casual que se desaliente al que piensa.
Porque no hay nada más movilizador que el pensamiento.
Lejos de representar una triste abdicación, es la quintaesencia misma de la acción. No existe actividad más subversiva ni temida. Y también más difamada, lo cual no es casual ni carece de importancia: el pensamiento es político. De ahí la lucha insidiosa, y por eso más eficaz, y más intensa en nuestra época, contra el pensamiento. Contra la capacidad de pensar.
Pero ello representa, y representará cada vez más, nuestro único recurso, reservado a unos pocos ayudando a conservar la dominación espectacular, como respuesta en contraposición de resistencia eterna, no dejemos de pensar para derribar el muro de basura que nos aprisiona, siempre con crítica y lucidez. Todo lo manifestado supone la adquisición de ciertas facultades que a su vez conducirían a una serie de destrezas y al encuentro de los derechos perdidos de autonomía y progreso. No permitamos que se destierre o elimine a los que piensan, aunque su auditorio sea pequeño, pues ese auditorio se autorreplicará hasta convertirse en una mayoría que no podrá ser ignorada ni dejada de lado, pues simplemente actuará y controlará a las bestias que manejan y controlan todo en este planeta anestesiado, que intentaremos dilatar el espacio que merece el pensamiento.
Sanguinetti: "LA REPUBLICA debe ser distribuida y leída por el pueblo uruguayo"
Siguen llegando a la redaccion de LA REPUBLICA notas de apoyo a la gesta contra el monopolio de los canilludos. Las que siguen son algunas de las adhesiones ciudadanas sobre el tema.



Senador Enrique Rubio:
"Es grave que se cercene el derecho del ciudadano a estar informado" .
"Me parece grave que se interfiera y se cercene el derecho del ciudadano a acceder a la información. Y que se use un servicio público de concesión municipal para por acuerdo de tipo gremial restringir la posibilidad de que los medios de comunicación lleguen a los usuarios, los ciudadanos. Acá hay dos puntas. Está la libertad de informar y la de ser informado. Acá se han corrido todos los límites. Nosotros, como Frente, estamos estudiando el tema desde el punto de vista legal".

"Escritura de lo inconfesable" Eduardo Sanguinetti Phd filósofo argentino
El sarcasmo absurdo y el anacronismo configuran la alegoría de la injusta e irracional instancia por la que está atravesando el diario LA REPUBLICA, todo un símbolo de la prensa autónoma, libre y veraz que supo obtener en la legítima inteligencia del Uruguay un sitio de privilegio, creando opinión y despertando conciencias.
En mi calidad de hombre libre y de la cultura, manifiesto mi enfático rechazo a las barreras impuestas para impedir la normal distribución en el territorio del Uruguay de tan digno medio gráfico como lo es LA REPUBLICA.
Si alguna vez existió el riesgo de que apareciera una desinformación desordenada al servicio de intereses particulares ya sea políticos, empresariales o simplemente mafiosos, creando un pliegue de espectáculo estableciendo una coyuntura confusa, polarizada y tan superficial que el significado verdadero de la instancia planteada se pierde de vista. Sobre todo en cuanto a normas de comportamiento de una clase política de la que cabe esperar se manifieste en nombre de la verdad como ejercicio de la libertad que "¿supieron conseguir?" y sin miedo, a favor de la existencia cultural y personal en este puntual caso a favor de LA REPUBLICA y no en nombre de seres rudimentarios y sospechosos, intermediarios que plantean la caída de la ética, sustituyéndolos por oscuros intereses al servicio de mafias enquistadas en el seno de la sociedad , sin afiliación a tal o cual ideología, sin causa moral que defender ni demanda social que satisfacer. Me refiero estrictamente a que llegó la hora de la justicia y no hay nada más humano y más pleno de sentido que la justicia ejecutada por los que resisten al poder de los mafiosos, a la justicia criminal, a la avidez burguesa, a la hipocresía de los políticos, a la genuflexión de los intelectuales a la manipulación de las corporaciones económico-mediáticas asimiladas al poder de turno.
LA REPUBLICA debe ser distribuida y leída por el pueblo uruguayo que no ignora que hoy-aquí-ya la verdad fue violada en toda su evidencia.
"Si la realidad se plantea inconcebible, será preciso que se forjen conceptos inconcebibles", ante situaciones que intentan torcer la proa de lo que se denomina "prensa libre". Es digno y necesario exigir a este sistema democrático y "amplio" una participación clara y contundente ante esta realidad, pues no lo ignoremos se imponen nuevas lógicas para nuevas situaciones y cualquier ensayo resulta pertinente e indispensable, además, de admirable.
Manuel Flores Silva, dirigente del Partido Colorado: "Quienes defendemos la libertad de prensa tenemos que ser más solidarios con LA REPUBLICA."

"Lo que está en juego es la libertad de prensa. Quienes defendemos la libertad de prensa tenemos que ser más solidarios con LA REPUBLICA. Mañana voy a escribir a favor de libertad de prensa y contra quienes la están censurando. Me parece que es un momento decisivo para la prensa nacional. El beneficiado de esto, si las cosas se encaminan bien, no va a ser sólo el diario LA REPUBLICA, sino que van a ser todos los medios de prensa y fundamentalmente la gente.
El Uruguay no puede seguir siendo el país que tiene los diarios más caros del mundo. Cuando yo era joven un diario costaba lo que un boleto o un café, ahora cuesta más del doble. Entonces, para que la gente tenga el acceso a la información, que es un derecho humano, los diarios tienen que estar más baratos, y esto pasa por una reformulación del sistema".

Ricardo Viscardi, ex director de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación, docente universitario: "El esfuerzo hecho por LA REPUBLICA es encomiable"

"Más allá de polémicas sobre orientaciones periodísticas, propias del ejercicio de toda actividad democrática, el esfuerzo hecho por LA REPUBLICA para llegar a un mayor número de lectores debe ser encomiado.
A partir del obstáculo que encuentra la distribución de un objeto de comunicación, que también adquiere valor económico, se plantean interrogantes que la sociedad uruguaya no ha resuelto, tanto en el ejercicio cultural que funda la democracia como en el actual carácter mediático de la globalización. El corporativismo también resiste a la globalización, pero sólo le opone la obsolescencia defensiva y regresiva, que incluso niega que la comunidad se hace de cara a todos y no por porciones de una naturaleza social intocable. La crisis que desata la medida de LA REPUBLICA manifiesta, por consiguiente, un contexto problemático mayor, aunque sintomáticamente provenga de la comunicación." *

MAS COMENTARIOS DE TIENE LA PALABRA

Tiene la palabra
Eduardo Sanguinetti y su defensa del medio ambiente
Señor Director de LA REPUBLICA
Dr. Federico Fasano Mertens
* Esta carta se la envío en mi calidad de jornalista de la Editora Abril de Brasil, para puntualizar mis felicitaciones y agradecimiento al journal LA REPUBLICA por haber publicado algunas editoriales que he leído escritas por el filósofo argentino Eduardo Sanguinetti, a quien tuve el placer de conocer y escuchar en conferencias dadas en Rio de Janeiro en el año 1987 como marco de la edición de su libro de carácter ambiental "Actividad voluntaria de la naturaleza".
La presencia de Sanguinetti en su tan digno journal jerarquiza al mismo pues este hombre abogó por la causa Amazonia Norte en aquellos años, con una impactante forma de actuar... dicho esto en ese tiempo era estudiante y gracias a la presencia de este filósofo abrazo la causa ambientalista.
La editorial que leí el día de ayer "Por una política ambiental global", realmente llama a la reflexión, frente a la situación planteada entre Argentina y Uruguay, en la cual se deja notar una posición clara y sin intereses, totalmente imparcial y veraz. Argentina siempre, como el mismo lo expuso en Rio de Janeiro en 1987, intentó darle la espalda e ignorarlo, no responde al prototipo de porteño que tanto molesta en ciudades del mundo; Sanguinetti es un ciudadano del mundo y los argentinos parece que no lo admiten, además de envidiar (envejar en mi idioma, disculpa por mi español escrito con dificultad).
Con un grupo de ecologistas de Rio, São Paulo y Fortaleza nos hemos reunido para intentar que Sanguinetti (el humanista nato que es) pueda moverse sin dificultades en el Río de la Plata, pues lo que le aconteció en Montevideo no fue agradable, además de injusto y humillante, salvo por su journal que le dio el espacio que merecía.
Para finalizar le ruego que hagan llegar al filósofo mis respetos y de la Asociación Ecológica de Amazonia, quien tanto le debe, conjuntamente con reporteros de la Deutschland Magazine quienes coinciden en hacer saber su opinión sobre que Eduardo Sanguinetti es el "perfecto" mediador ante el problema acaecido entre países hermanos.
Agradezco su atención y le envío mis más respetuosos saludos, atenciosamente:
LIC. AURISTELA ALMEDIA DAS NEVES (JOURNALISTA) - AURISTELALMEDIA@YAHOO.COM. BR

comentario de CLAUDIA SEGURA

Tiene la palabra
La gran simulación
Señor Director de LA REPUBLICA
Dr. Federico Fasano Mertens
* Llevo tiempo escuchando y leyendo a cerca de mi querido Hospital de Clínicas y del conflicto de las papeleras.
Aparentemente son dos temas distintos que a simple vista no tienen nada que ver.
Ayer leyendo su prestigioso diario, entendí gracias a la magistral pluma del Sr. Eduardo Sanguinetti, que tanto la salud, como la forma de llevar adelante estas negociaciones, nos llevan siempre a lo mismo. O sea nada.
Entendí que la codicia y la desmesurada ambición de los hombres que dirigen los destinos de mi país impide a los que sí quieren hacer, a los que piensan, a los honestos, a los idóneos, cristalizar sus mejores deseos de vivir en una nación en paz.
Sanguinetti nos muestra una vez más con crudeza y con un alma no anestesiada como parecen tenerla todos en este país, una realidad que nos golpea todos los días, desde que escuchamos la radio, miramos la televisión y salimos a trabajar con esperanza... Yo digo: ­¿Con esperanza de qué? Sólo en la acción se pueden ver y concretar nuestros más entrañables deseos, sólo haciendo, porque desde la comodidad no podremos nunca aprender nada ni hacer nada. Saliendo de nuestra zona conocida del: ­Y bueno, ya vemos, o esto ya va a solucionarse o ya vendrán tiempos mejores...; son simples e infantiles excusas para no hacer.
Sanguinetti nos abre la mente con verdad y con algo mucho mejor todavía: acordarse de perder el miedo, esa emoción que nos paraliza, y no nos deja decir lo que sentimos ante situaciones infinitamente absurdas y sobre todo injustas que plantea en su editorial, estas que no ignoramos y nos convierte en cómplices de la corrupción puesta en actos en este "mundo del espectáculo" en que se convirtió Argentina.
Mi país me duele, por el dolor que veo en los hospitales, por los millones de seres que no comen, por los cartoneros, por los que por un sandwiche y una coca votan a quien sea, por la censura de los que piensan y les impiden manifestarse libremente, por el no entendimiento de los hombres que manejan o creen controlar los conflictos de países como Uruguay y Argentina con una impericia manifiesta en la que participamos todos de una forma casi ingenua e intrascendente en este delirante enfrentamiento de dos países históricamente unidos.
Por último, felicito a su diario que permitan a un hombre como Eduardo Sanguinetti, tan perseguido en mi país por pensar con claridad, transparencia y siempre al servicio del hombre libre, sumado al hecho de no poder ser "comprado", poder manifestarse y seguir enseñándonos a recordar lo que olvidamos hace tanto tiempo, ser dignos y fieles a nosotros mismos a pesar de las consecuencias.
Soy argentina, trabajo en Medios de Comunicación, televisión y radio en programas de actualidad, donde nadie ignora la resistencia de este filósofo contra el poder y la valentía con que soporta lo insoportable. Desde este lugar día a día sueño con una Argentina mejor, un Uruguay mejor, un mundo mejor... como lo soñaron Juan Carlos Onetti, Jorge Luis Borges, Bioy Casares y como lo sueña usted.
Saludo a Ud. con mi consideración más distinguida.
CLAUDIA SEGURA - D.N.I.: 14.149.599

TIENE LA PALABRA

Tiene la palabra
Aplausos para un valiente pensador
Señor Director de LA REPUBLICA
Dr. Federico Fasano Mertens
* Me dirijo a usted como hombre de la civilidad, democrático y progresista, de profesión abogado constitucionalista y docente universitario, para poner de relieve la editorial La Cultura de la Desolación, escrita por ese editorialista de lujo que LA REPUBLICA tiene el filósofo Eduardo Sanguinetti, que no está demás agregar es un poeta.
Este hombre perseguido en su Argentina, y me consta a mí como a tantos otros que añoramos sus conferencias, sus libros en venta en los escaparates de las librerías, que hoy debe vivir al margen de los sucesos políticos y culturales del país que lo vio nacer, además de ser un atropello es un crimen que se censure y persiga a un reivindicador de los derechos de los desposeídos, dedicado al saber, ayudando desde su sitio con valentía y estilo a crear un mundo mejor, donde la solidaridad sea la norma.
Un grupo muy grande de gente a quienes no nos dan prensa abogamos e intentamos llevar el caso a Naciones Unidas, pues no olvidemos que la trayectoria de Sanguinetti en el pensamiento contemporáneo no es "moco de pavo", los que seguimos sus operaciones no ignoramos que el IBC de Cambridge lo presenta para el Premio Nobel de Literatura, hecho ignorado y no dado a publicidad.
Para finalizar en su última editorial, abre un espacio e inaugura otra perspectiva mal que le molesten a algunos infames y bestiales políticos y alcahuetes, delinea una América Latina deseable, donde los guardias privados de policía tengan que emigrar, y las murallas medievales que intentan separar a pobres de ricos sean destruidas, insinúa también que la paz necesaria e indispensable no debe ser la de los cementerios, sino la del café al solcito, la de los chicos jugando en la vereda, la del gesto amistoso del desconocido, la de la caminata tranquila por el barrio. Pero el perfume de cada una de esas cosas por las que aboga Eduardo Sanguinetti (víctima de atentados a su vida, entre otras aberraciones) remueve la cloaca de los delincuentes que gobiernan Argentina a quienes les conviene "pan y circo", Tinelli cómo "hombre del año", y una juventud tirada en los umbrales alcoholizados o drogados, sin capacidad de reacción pues los valientes y corajudos como este filósofo están siendo perseguidos. Dr. Federico Fasano Mertens, en Argentina existe una caza de brujas, por favor que el querido pueblo uruguayo lo sepa. Que también sepa que al gobierno el tema de las Papeleras le tiene sin cuidado, cómo los pactos preexistentes con la República Oriental del Uruguay.
Feliz Año 2007.
DOCTOR MARIO JOSE IRAOLA - ABOGADO CONSTITUCIONALISTA Y PROFESOR TITULAR DE DERECHO CONSTITUCIONAL

viernes, 3 de julio de 2009

CUERPOS PINTADOS




NAHUEL , PAMELA Y CESAR

MODELOS : CESAR Y NAHUEL

ultimo trabajo hecho CUERPOS PINTADOS


MODELO : CESAR

miércoles, 1 de julio de 2009

Rahachaglate Boda en LIBERTAD


en el idioma mocovi Rahachaglate se caso Eduardo Sanguinetti con Aylin Rossini en octubre del 2008.